Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición

abolicion-esclavitud.jpg 

Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición
23 de agosto de 2007

Desde 1998, la UNESCO señala a la comunidad internacional la importancia de
conmemorar el 23 de agosto, Día Internacional del Recuerdo de la Trata de
Esclavos y de su Abolición. Esta fecha no celebra únicamente esa noche
histórica de 1791 en que los esclavos de la zona francesa de la isla de Santo
Domingo se alzaron para romper sus cadenas y poner en marcha la insurrección
que desembocaría en la revolución haitiana. Con esa fecha también se desea
rendir homenaje a cuantos han trabajado colectiva o individualmente para inicar
el irreversible proceso de la abolición de la trata negrera y de la esclavitud en el
mundo entero. Ese compromiso y las estrategias de acción que se aplicaron
para combatir el inhumano sistema de la esclavitud tendrían una influencia
considerable en los movimientos de defensa de los derechos humanos.

Más allá del acto conmemorativo, este Día Internacional está destinado a
llevarnos a reflexionar sobre un pasado trágico, sin duda lejano, pero cuyas
secuelas siguen nutriendo las injusticias y exclusiones de nuestra época.
Reflexionar sobre la barbarie que nuestras sociedades son capaces de practicar
con la conciencia perfectamente tranquila resulta aun más necesario y saludable
si se considera que millones de hombres, mujeres y niños padecen todavía hoy
el horror de las nuevas formas que cobra la esclavitud. En este sentido el
recuerdo de las tragedias pretéritas puede esclarecer los dramas actuales de la
explotación y la deshumanización.En última instancia, el objetivo perseguido al proclamar este Día del Recuerdo es
reconciliar las exigencias de la verdad histórica con las obligaciones de mantener
viva la memoria y suscitar, al mismo tiempo, el debate sobre esos problemas que
son hacer frente a los recuerdos dolorosos, mantener el diálogo intercultural y
ejercer la ciudadanía democrática en sociedades multiétnicas y pluriculturales.

Este año, la celebración del Día Internacional del Recuerdo de la Trata de
Esclavos y de su Abolición reviste una índole particular. En efecto, en 2007 se
cumple el bicentenario del voto en el Parlamento del Reino Unido de la ley que
en 1807 abolió la trata de esclavos negros en las colonias británicas. A lo largo
de este año, tanto en el Reino Unido como en diversos países del
Commonwealth tendrán lugar medidas y actos destinados a crear las condiciones
para fomentar una mayor toma de conciencia sobre las repercusiones de la trata
de esclavos en las transformaciones del mundo. Entre esos actos cabe citar la
ceremonia de conmemoración del 25 de marzo de 2007 en la Asamblea General
de las Naciones Unidas; la instauración por el Ayuntamiento de Londres de un
día de conmemoración de la esclavitud, la inauguración de un museo nacional y
un centro para fomentar la comprensión de la trata transatlántica en Liverpool y
la puesta en marcha del proyecto “Joseph” en Ghana.
Nuevos descubrimientos científicos en otros ámbitos hasta ahora poco
explorados imprimen asimismo un nuevo impulso al proyecto “La ruta del
esclavo”.

Las actividades que se realizan en el marco de este bicentenario son tan
diversas como los circuitos de la trata negrera y las situaciones de la esclavitud.
La UNESCO se complace en haber contribuido a esta dinámica a favor del
reconocimiento y la conmemoración de la historia de la trata y la esclavitud en el
mundo entero. Esta toma de conciencia se pone de manifiesto incluso en países
y regiones del mundo que no se sentían aludidas por este fenómeno o que se
mostraban reticentes a reabrir esos capítulos sombríos de su propia historia. La
movilización cada vez mayor y eficaz en los medios educativos y científicos de
los artistas, las asociaciones de jóvenes y organizaciones no gubernamentales
refrenda nuestro compromiso y confirma el acierto de haber creado hace más de
trece años el proyecto “La ruta del esclavo”.

Al plantear claramente el significado ético y político de este problema, al hacer
hincapié en un enfoque científico multidisciplinario y al privilegiar un enfoque
global de esta tragedia, el proyecto “La ruta del esclavo” ha tenido una
resonancia importante, tanto en el ámbito internacional como en el local.
Pese a ello, todos debemos redoblar esfuerzos para que la historia de la trata
negrera y la esclavitud encuentre el sitio que le corresponde en los programas de
educación cívica, los manuales escolares y las producciones audiovisuales.

Koichiro Matsuura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: