2008 Año Europeo del Diálogo Intercultural

dialogo-intercultural.gif

La ampliación de la Unión Europea junto al aumento de la movilidad relacionado con el mercado común, los nuevos y antiguos flujos migratorios, las nuevas asociaciones comerciales con el resto del mundo, la educación, el ocio y la globalización en general han llevado a que se aumenten los contactos entre culturas, religiones y credos, grupos étnicos e idiomas. Ante esta perspectiva y en el contexto de una Unión Europea cada vez más multicultural, el desarrollo de las competencias interculturales y la promoción del diálogo intercultural son fundamentales.

El diálogo intercultural contribuye a una cantidad de prioridades estratégicas de la Unión Europea, tales como son el respeto y la promoción de la diversidad cultural, promoviendo el compromiso de la solidaridad, justicia social y cohesión reforzada de la Unión Europea, permitiendo que la Unión Europea haga que se oiga su voz y llevando a cabo nuevas asociaciones efectivas con países vecinos.

Con el transcurso de los años, el diálogo intercultural se ha convertido en un elemento importante de la acción comunitaria. Por supuesto, la Unión Europea durante muchos años ha alentado el diálogo intercultural, dentro y fuera de la Unión Europea, mediante varios programas e iniciativas. Sin embargo, hoy parece necesario responder a la necesidad de un diálogo más profundo y estruturado, que podría implicar no solo a las autoridades públicas sino también a la sociedad civil entera. Ésta es la razón por la que el diálogo intercultural necesita convertirse en una prioridad duradera y visible para la Unión Europea. Para hacer realidad este objetivo y para reforzar la acción comunitaria, un primer paso sería identificar, promover e intercambiar experiencias y buenas prácticas que ilustrarían la posibilidad, valor y eficacia del diálogo intercultural. La Comisión Europea ha iniciado este proceso de evaluación mediante proyectos cofinanciado por programas comunitarios. El año debería contribuir para ampliar este intercambio.

Un segundo paso es tratar el diálogo intercultural como una prioridad horizontal para todos los programas relevantes de la Comunidad, especialmente para los relacionados con la cultura, educación, juventud y ciudadanía. Finalmente, la Comisión Europea ha declarado al 2008 año del Diálogo Intercultural (Decisión Nº. 1983/2006/EC). Los eventos del diálogo intercultural complementarán a los programas comunitarios existentes y conmoverán a los ciudadanos, especialmente a los jóvenes, de la importancia del diálogo intercultural.

Los objetivos del AEDI 2008 son promocionar el diálogo intercultural como instrumento para ayudar a los ciudadanos europeos y a todos aquellos que vivan en la Unión Europea, a obtener los conocimientos y las destrezas para poder ocuparse de un ambiente más abierto y más complejo y para conmover los ciudadanos europeos y a todos aquellos que vivan en la Unión Europea, acerca de la importancia de desarrollar una ciudadanía europea activa abierta al mundo, respetuosa de la diversidad cultural y basada en los valores comunes en la UE.

El AEDI 2008 intentará conseguir misiones basadas en esta prioridad de la UE y tratará una gran variedad de temas, eventos, proyectos y otras actividades relacionadas con la cultura, la juventud, educación, migración, minorías, religión, etc. ofreciendo una oportunidad única para los medios de comunicación.

Algunas razones del Parlamento Europeo para proclamar el año 2008 como “Año Europeo del Diálogo Intercultural”:

El diálogo intercultural ocupa en la actualidad un lugar central en las prioridades políticas internacionales, lo que explica la importancia de la cultura en la lucha internacional contra las manifestaciones de intolerancia y con formas más extremas, como la guerra o el terrorismo. Una política de diálogo intercultural debe garantizar el respeto de los derechos humanos y la democracia y promover las responsabilidades compartidas de los pueblos. Concienciar a la sociedad sobre la necesidad del respeto mutuo, favoreciendo el conocimiento, la comunicación y el entendimiento.

Así, este diálogo en la diversidad puede convertirse en un poderoso factor de prevención de conflictos, de promoción de la paz, de la democracia y de los derechos humanos. No obstante, lamentablemente cada vez más los conflictos mundiales explotan por razones culturales, por “incomprensión cultural”.

Cada sociedad tiene un “capital cultural” que le es propio y que refleja el sistema de valores sobre el que construye su identidad, y respetarlo es una cuestión fundamental. En esta línea, en el siglo XXI es imprescindible que la cooperación vaya precedida de un diálogo entre las diferentes culturas, sobre la base del respeto mutuo y la buena fe.

Este planteamiento concuerda con el que España lidera en Naciones Unidas a favor de una “Alianza de Civilizaciones”. De lo que se trata es de coordinar los puntos de vista que pueden existir en el marco de nuestra civilización global. Se trata, en suma, de concretar vías para fomentar el diálogo cultural como base de una pedagogía política de superación de enfrentamientos entre comunidades culturales. Frente a las ampliaciones sucesivas de la Unión Europea y a la mayor movilidad de los ciudadanos, la contribución de los Estados miembros al pleno desarrollo de las culturas es esencial. Con ese objetivo, la UE va a dotarse de un instrumento único de sensibilización y de promoción del sector cultural a fin de facilitar que los ciudadanos puedan gestionar nuestra diversidad cultural. Por esa razón, la Comisión propone que el año 2008 se declare Año Europeo del Diálogo Intercultural.

Esta iniciativa tiene como base varios principios fundamentales de la Unión Europea enunciados en el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea y en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea que hacen especial hincapié en el respeto y la promoción de la diversidad cultural.

Con arreglo a varias prioridades definidas en la estrategia de Lisboa, la Comisión quiere reforzar la contribución que el diálogo intercultural también puede aportar para alcanzar esos objetivos económicos y sociales. Por ejemplo, la economía del conocimiento está necesitada de personas capaces de adaptarse a los cambios y de aprovechar todas las fuentes de innovación posibles.

Los objetivos generales se centran en torno a la promoción y la sensibilización del diálogo intercultural en beneficio de los ciudadanos europeos, y de todos aquellos que viven en la Unión Europea.

Este Año Europeo va dirigido principalmente a los Estados miembros de la Unión Europea. Sin embargo, deberá haber una complementariedad entre el Año Europeo del Diálogo Intercultural y todos los capítulos exteriores de las iniciativas de fomento del diálogo intercultural. Se trata, por ejemplo, de iniciativas desarrolladas con los países de Los Balcanes o con los países socios de la Política Europea de Vecindad.

El diálogo intercultural no se centra específicamente en ningún sector, sino que afecta a todos los sectores de la sociedad. Se invita a participar en ese diálogo a todos los ciudadanos europeos y a todos los que viven en la Unión.

Fuente: Aula Intercultural

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: